Aplicaciones del aloe vera para el día a día

Aplicaciones del aloe vera para el día a día
aloe vera piel

Una planta de aloe vera no requiere demasiados cuidados y nos permite tener a mano el aliado perfecto para multitud de remedios naturales. Además de su consumo, tanto en bebida como en alimento, tiene muchas aplicaciones cutáneas.

Uno de ellos, desconocido pero muy útil, es contra el sudor excesivo. Hay muchos productos y desodorantes con aloe con una gran eficacia demostrada. También podemos recurrir al gel interior de una hoja fresca y aplicarlo directamente. De una forma u otra, el aloe combate las bacterias del mal olor y ayuda a regular el sudor.

Para quienes trasnochan o no han dormido bien, el aloe revitaliza y refresca los ojos hinchados o irritados. Para ello cortaremos y abriremos de manera longitudinal y colocaremos la gelatina sobre los párpados cerrados al menos 15 segundos.

El aloe también posee una conocida propiedad hidratante y nutritiva que lo convierte en el ingrediente protagonista de muchas cremas y geles para la piel. Pero su uso va más allá de la hidratación diaria. El uso de gel fresco día a día sobre los talones, los callos o las cutículas ayuda a suavizar y curar la piel maltratada. También sirve sobre las quemaduras leves, las cicatrices, o las picaduras de insectos, mosquitos y arañas, aplicado igualmente en círculos sobre la marca, varias veces al día.

Las verrugas, ocasionadas normalmente por una infección viral, resultan antiestéticas, además de causar picores y poder multiplicarse. Para curarlas de forma natural son idóneos los efectos anti funguicidas, astringentes y anti bacterianos del aloe vera. Podemos aplicarlo en forma de gel, aplicándolo de 4 a 5 veces al día con un pequeño masaje sobre la verruga. También podemos usar aloe fresco, cortando la hoja, retirando la gelatina y aplicándola sobre la piel con la misma frecuencia que el anterior.

Por último, para los deportistas o para quienes sufren con algún calzado, se puede recurrir a la hoja de esta planta para curar las ampollas y las rozaduras en los pies. Tanto el gel puro de farmacia como la gelatina interna de la hoja se pueden aplicar sobre las heridas hasta su cicatrización.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR